Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina
info@convence.com.ar
0054 911 5179 5916 / 011 5179 5916

Convence

Ideas que crecen
asdasdasd

Escuchar sin juicios


Si decís que me escuchas, poneme realmente atención.

Un colega -digamos que se llama Juan- se te acerca y te cuenta su problema. Mientras está hablando, vos ves la solución con absoluta claridad, le explicás con entusiasmo lo que tiene que hacer, y ya está. ¡Todo el mundo feliz!

O tal vez… no. Muy por el contrario, Juan se siente frustrado porque sólo necesitaba que alguien lo escuchara. Él ya tenía una solución pensada. Y si la tuya fue tan obvia o tan rápida, pudo sentirse marginado, o hasta tonto.

A veces alguien está tan atrapado en su situación que sólo puede contar su historia de forma fragmentada. De modo que si vos llegás a un resultado sabiendo sólo un fragmento, esa solución no servirá: será incompleta.

 

Si es Juan mismo quien resuelve el problema, tendrá la oportunidad de aprender. ¿Qué hacer entonces?

Algo bien difícil: escuchar sin juicios. Sólo escuchar. Quizás así tu colega podrá ordenar sus pensamientos, contar su historia.

Y junto con esa escucha, podés resumir, contar periódicamente lo entendiste de la historia y comprobar si es lo que Juan quería decir. Así te mantenés en contacto y le hacés saber que estás realmente escuchando.

Podés también preguntar sobre cualquier cosa que no esté clara para vos. Si Juan tiene que explicarte la situación en más profundidad, va a obtener un mejor control sobre esa situación.“Y vos, Juan ¿qué querés que pase?”. Con una pregunta podés hacerlo pensar sobre sus necesidades y deseos.
Así, Juan debería poder formular soluciones desde diferentes ángulos.