Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina
+54 9 11 2614 4697‬ / 011 5179 5916

Convence

Ideas que crecen
asdasdasd

Lo que “Des… pa… cito” puede enseñarte para mostrar tus ideas


¿Tenés una gran idea y en tu entusiasmo querés ponerte manos a la obra YA para entusiasmar a tus colegas? ¡Alto!
Antes de ir a contarles de tu idea repasá esta técnica persuasiva.

Hay un refrán que reza “la ignorancia fomenta la intolerancia”. Quizás no lo conozcas, pero te aseguro que lo viviste varias veces. Y como todo en la vida, tiene su contrapeso: “no se puede amar lo que no reconoce”.

¿Sabías que cualquiera de nosotros experimenta una sensación más agradable si se le muestra algo que ya conoce? Inconscientemente, necesitamos anclarnos en algo familiar. Por eso los niños miran una y otra vez el mismo video. Las ideas que nos parecen ya vistas nos resultan creíbles porque llegamos a ellas más rápido con nuestro razonamiento (por el proceso de recuperación de la información).

Entonces, tomá nota: tus colegas deben estar familiarizados con la idea que vas a mostrar.

Tu propia campaña de influencia

En lugar de compartir la idea en una vez es mejor ir gota a gota, “pasito a pasito, suave suavecito”, como diría Luis Fonsi. Pensá en esto como una pequeña campaña de influencia.

En general se puede decir que la aceptación de una idea sigue aumentando después de una exposición de diez a veinte veces (si eres padre de un niño pequeño al que intentás darle a probar un plato nuevo, sabrás de qué hablo). Y en las ideas complejas este número es aún mayor. Parece mucho, pero no lo es si se lo compara con la avalancha de información que recibimos diariamente.

¿Estás listo para tu segunda nota? No pierdas ocasión de plantar tu idea como si fuera una semilla.

La dosis justa

Trozos pequeños, mordiscos de historia, canapés.
Estas piezas siempre se tienen que referir a una parte especifica de tu propuesta. Andá dejando, como las migajas de Hansel y Gretel, partecitas de tu historia, y que cada una de ellas cubra un problema. Y disfrazálo de misterio para que todos se queden pensando en él. Y en otro pedazo de tu historia –por supuesto– ofrecé la solución.
Podés usar una metáfora para nombrar la solución para que más tarde, finalmente, todo se junte.

Mezclar y combinar

La variación en las versiones más pequeñas va a mantener el interés de tus colegas. Esto se puede hacer nombrando la idea de diferentes maneras, o relacionándola con otros temas que ya estaban sonando. “Pasito a pasito…” (Luis Fonsi sí que sabe) va aumentando el conocimiento de tu idea.

Sincronización

Procurá entonces contar con suficiente tiempo entre la presentación de tu idea y su evaluación. Tu semilla necesita echar raíces. Podés dejar caer, como al pasar, un mensaje corto en el ascensor el jueves, una variación sobre el café el viernes y un relato algo más largo el lunes. Incluso podés agendártelo.

Así que la próxima vez que tengas una idea brillante construí un plan y comenzá tu campaña de influencia.

¡Éxitos!

Referencia: Debatrix, Holanda, 27-07-2017